MUSEO ANTIGUO

La Sociedad Amigos de Laguardia-Biasteriren Adiskide Elkartea surge a finales de 1934, siendo uno de sus primeros cometidos la fundación de un Museo de Laguardia, para el que recopilan toda clase de recuerdos, documentos, objetos, muebles y fragmentos ornamentales que tengan que ver con la historia de la Villa. 


En noviembre de 1935 ya se cuenta con un pequeño Museo en unos locales de la calle Samaniego. 


Paulatinamente se van incorporando objetos y piezas de las intervenciones arqueológicas que impulsa la Sociedad.  En estos primeros años se realizan excavaciones en varios dólmenes, en el Castro celta de la Hoya y se produjo el descubrimiento de  un dólmen en las inmediaciones de Elvillar.

Además se adquieren mediante compra otros objetos y materiales entre los que podemos encontrar; piedras talladas, estelas funerarias, capiteles, armas antiguas, material arqueológico diverso así como objetos de diferentes lugares y pueblos que recorren la geografía desde Labastida a Ibiza, pasando por Nájera y Málaga, y dan una idea de la variopinta y singular colección que está comenzando a crearse.

Empezada la Guerra Civil los soldados que están en el frente traen propaganda, carnets, banderas, planos, folletos y material variado relacionado con la contienda que rápidamente es recogido y guardado por los fundadores de la Sociedad  sabedores de su valor histórico.  Objetos y piezas que de forma natural pasan a formar parte de la colección y hacen que hoy por hoy la Sociedad Amigos de Laguardia cuente con una de las más peculiares y amplias colecciones relativas a la Guerra Civil de las que se dispone.

La colección crece y se consolida de tal forma que su custodio y gestión requieren de un mayor espacio y una organización tal, que de una lado; supondrá la existencia hasta el 1960 del cargo de Director del Museo, siendo Don Carlos Sáenz de Tejada uno de los socios fundadores el primero en ostentar dicho cargo; y de otro, requerirá el traslado del Museo a la casa Parroquial de San Juan donde permaneció hasta que en octubre de 1976 y debido a un hundimeinto parcial de la fachada sucedido unos años antes, se toma la medida de almacenar todo el material en la planta primera de la Torre Abacial.

Aprovechando dicho traslado, se procederá a realizar el primer inventario de la colección por parte de personal técnico de la Diputación que realiza un fichero de todo lo almacenado.  Lamentablemente allí permaneció el material durante largos años en estado de abandono.


.$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt.