PIEZAS ECLESIÁSTICAS

Obras sobresalientes y ejemplos los observamos desde el  S.XVII y continuarán en el Barroco tanto de imaginería como de pintura mural en esta colección:

-La tallla en madera del Padre Eterno (Fig. 1), del escultor Juan Bascardo, procede del altar de Santa María de los Reyes de Laguardia. S. XVII.

-La talla romanista (Fig. 5) del Apóstol, San Mateo, portando en la mano y pegado al pecho un libro (evangelio)

-Y la talla en madera policromada  (Fig. 7) de un joven San Roque, acompañado por el perro, de fines del XVII- o principios del XVIII.

Desde la 2ª mitad del XVIII encontramos grandes cuadros de altar pintados con apoteosisalegorías y sentencias. Y retablos policromados que buscarán la transformación esceanográfica de los templos. Son fruto de la fusión y superposición de diferentes tradiciones artísticas: decorativismo tardobarroco, rococó, academiscismo y neoclasicismo.

Propias del XVIII y XIX serán aquellas del patrimonio mueble de carácter menos ambicioso y monumental, pero prolijas en detalles y con un dominio de las más variadas técnicas: pintura, marquetería, bordado, platería, orfebrería….Una variada tipología: Misales (Fig. 2), Trípticos (Fig. 3), CasullasPlatería y Orfebreria se custodia en las Sacristías.

En el contexto europeo dos tendencias operativas para construir campanas: una más antigua, la falsa campana en cera durante el Medievo. Y la otra,  falsa campana de arcilla, se inicia en el XIV y es ya exclusiva en el XVI. En el territorio alavés se han documentado talleres hasta el XVIII. (Fig. 4) Frag. de campana, bronce decorado y grabado .

 

 

 


.$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt..$img_alt.